» El Carajillo»

» El Carajillo»

Supongo que sabes de que te hablo cuando digo carajillo, pero…¿conoces los de la provincia de Castellón? Aquí los carajillos se queman, es decir, en un vaso transparente de cortado se ponen dos cucharadas de azúcar, un trocito de cáscara de limón, dos granos de café, un trocito de canela en rama y el licor que más te guste, normalmente son de coñác, whisky, ron y anís. Al de whisky no se le pone limón y al de anís no se le pone azúcar porque no le hace falta, sería demasiado dulce.
Se calienta en el tubo de vapor de la cafetera el licor con el azúcar etc y se quema con un mechero, se remueve hasta que desaparece el azúcar y está lo suficiente quemado el licor para que se separe el licor del café, el café se pone directamente de la cafetera con el vaso aún en llama, y para que se separe mejor. Cada camarero tiene un truco para conseguir poner una cuchara encima del carajillo y que no se hunda, eso es un carajillo muy bien hecho, aquí no vamos a desvelar el secreto 🙂
Si no os gusta el café o no os deja dormir, yo os recomiendo el carajillo blanco, ideal con ron, el procediemiento es el mismo, pero en vez de café se echa leche caliente, no se separa el licor de la leche, pero está buenísmo.
Si vienes a Castellón no te vayas sin probar un buen carajillo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *